Gloria en la cancha, infierno fuera de ella