Las muchas nacionalidades de la Euro